Bioestimulantes. Salud y crecimiento para las plantas

por | 25 enero, 2018

Bioestimulantes. Salud y crecimiento para las plantas

La importancia de los fertilizantes en la agricultura moderna es un hecho. Pero cada vez comienzan a ganar más importancia los compuestos naturales, también llamados Biofertilizantes o Bioestimulantes.

Los agricultores han visto en esto productos una nueva forma de hacer sus cultivos más productivos a la vez que combaten y previenen enfermedades y situaciones de estrés. Sin duda, se han convertido en soluciones totalmente naturales que ganan cada día más adeptos.

 

Situaciones de estrés para los cultivos

Las plantas también se enfrentan a situaciones adversas, que afectan gravemente a su crecimiento, a la vez que se vuelven más propensas a enfermedades. Esto es lo que conocemos como situaciones de estrés, que como no puede ser de otra forma afecta gravemente a su producción.

Por poner algún ejemplo de situaciones que provocan este estrés, podríamos definir:

  • Temperatura extremas
  • Salinidad del suelo
  • Enfermedades
  • Plagas
  • Trasplantes
  • Sequias pronunciadas
  • Heladas
  • Podas
  • Uso de herbicidas e insecticidas

Como podemos ver, esta serie de situaciones no siempre se resuelven a través de nutrición, fertilizantes o productos fitosanitarios, sino que hay que tratarlas con los remedios adecuados. Sin duda la mejor opción para estos casos es el uso de Bioestimulantes.

Los bioestimulantes actúan sobre el vigor de la planta, no teniendo acción contra enfermedades y plagas. Por lo cual son complementarios con fertilizantes agrícolas y productos fitosanitarios.

Como actúan los Bioestimulantes

El secreto de la eficacia de los Bioestimulantes o Biofertilizantes es que afecta directamente al metabolismo de la planta. Cuando aplicamos estas soluciones a los cultivos, ya sea directamente en las plantas o en el suelo, ayudamos a las planta a reforzar su propio metabolismo, haciéndola mas fuerte contra enfermedades y activado su crecimiento y calidad.

Al utilizar estos Biofertilizantes, logramos el desarrollo de microorganismos en el suelo. Estos microorganismos producen una serie de beneficios que se reflejan en la fertilidad del suelo, ya que consiguen una mayor asimilación de nutrientes por las plantas y una mejora en la captación de agua por los cultivos.

La eficacia de estos tratamientos ha conseguido que los fabricantes de fertilizantes, cada día decidan invertir mas esfuerzos en la investigación de estos productos naturales, ofreciéndonos soluciones que abarcan desde la preparación del suelo hasta el cuajado del fruto.

 

Infografía. Como actúan los Bioestimulantes

 

Protección de las raíces

Como no puede ser de otra forma, la buena salud y el perfecto desarrollo de las raíces son fundamentales para el progreso de las plantas. La labor de los Bioestimulantes es generar una colonización del suelo que rodea las raíces por parte de microorganismos beneficiosos que consiguen impedir la irrupción de agentes patógenos y fitoparásitos que enferman el suelo. A la vez esta colonización radicular por parte de los microorganismos aportan enzimas, ácido abscísico y orgánicos que consiguen fijar el nitrógeno y solubilizar el fosforo. Siempre que potenciemos y activemos la flora microbiana presente en el suelo conseguiremos una mayor captación y liberación de la materia orgánica.

Sin duda la defensa más eficaz y el óptimo desarrollo de las plantas comienza por el tratamiento de las raíces con estos productos. Al estimular el desarrollo radicular prolongaremos la vida útil de la planta.

 

Necesidades de las plantas durante su crecimiento

Durante su crecimiento, pero sobre todo en los momentos de floración, polinización y cuajado, las plantas necesitan aportes especiales, debido a la demanda producida por este enorme gasto de energía.

Los Bioestimulantes colaboran en la síntesis y la absorción de nutrientes fundamentales, fitohormonas y proteínas. Esto lo consigue gracias a sus quelantes naturales que desbloquean el suelo y facilitan la asimilación por las plantas.

Al conseguir estas mejoras en el metabolismo de la planta, ayudaremos a la misma a asimilar otros abonos foliares y reduciremos el impacto de productos fitosanitarios como los herbicidas.

Importancia de los bioestimulantes en la agricultura moderna

Las nuevas necesidades de producción y la necesaria búsqueda de un mayor beneficio por parte de los agricultores, ha conseguido que el uso de bioestimuladores gane importancia cada día en el tratamiento de los cultivos.

Por un lado el fortalecimiento de las plantas consigue aprovechar al máximo los aportes de fertilizantes tradicionales, obteniendo una reducción notable en la aplicación de los mismos.

Otra consecuencia del uso de estos productos (quizás la más importante) es la eliminación de residuos en toda la cadena alimentaria. Consiguiendo cosechas de gran calidad, aminorando el impacto que la sobreexplotación ejerce en los suelos, a la vez que reducimos los riesgos por el exceso de nutrientes y fitosanitarios en el medio ambiente.

Esta mejora significativa de la calidad natural de las cosechas se convierte en producciones más ecológicas, acordes con los actuales gustos del consumidor, permitiendo aumentar sus precios a la vez que reduce sus costes.

 

El futuro de los Bioestimulantes

Dada la importancia de estos nuevos e innovadores Bioestimulantes, se lleva a cabo una ardua y laboriosa investigación. A partir de la búsqueda de las materias primas naturales, se consigue seleccionar los componentes activos más beneficiosos para los cultivos. Para después de las rigurosas pruebas, análisis y experimentación en diferentes cultivos y condiciones, realizar la formulación de las mejores soluciones para la protección y el crecimiento de las plantas.

 

Como hemos vista el uso de Bioestimulantes se centra en la búsqueda de forma natural de un mayor fortalecimiento de la planta, aumentado de forma muy considerable la calidad del suelo, consiguiendo ganar resistencia a enfermedades o las situaciones de estrés ya descritas. Todo esto reduciendo al mínimo el impacto ambiental.

Una planta sana es el comienzo de una buena cosecha.

Gracias por compartir